Fenestración de canino: qué hacer cuando los dientes no erupcionan bien

En ocasiones, nos encontramos con casos en los que el canino no ha erupcionado correctamente, una situación conocida como fenestración dental. En esta sección, abordaremos el concepto de fenestración dental, sus causas y consecuencias, así como el tratamiento ortodóncico para corregir esta problemática.

 

Concepto de fenestración dental

La fenestración dental se refiere a la falta de erupción adecuada de los dientes, en particular del canino. Este fenómeno se produce cuando el canino se encuentra bloqueado o atrapado en el tejido óseo o en las encías, impidiendo que alcance su posición correcta en la arcada dental. Como resultado, el diente puede permanecer parcialmente visible o incluso totalmente retenido.

Causas y consecuencias de la fenestración de canino

La fenestración de canino puede tener diversas causas, entre las cuales se encuentran la falta de espacio en la arcada dental, malposición del canino, presencia de dientes supernumerarios o una combinación de estos factores. Además de la afectación estética, esta condición puede generar complicaciones como desplazamiento de otros dientes, problemas de mordida, dificultades en la higiene bucal y posibles infecciones debido a la acumulación de bacterias en la zona afectada.

Tratamiento ortodóncico para corregir la fenestración de canino

El tratamiento ortodóncico es clave para corregir la fenestración de canino y lograr que el diente erupcione adecuadamente en su posición correcta. En estos casos, se emplea un enfoque personalizado, basado en el análisis de la situación dental y en la evaluación de las necesidades del paciente. El ortodoncista utilizará diferentes técnicas y dispositivos, como brackets metálicos, ortodoncia lingual o Invisalign, para corregir la malposición del canino y facilitar su erupción.

En algunos casos más complejos, puede ser necesario realizar un procedimiento quirúrgico ortodóncico llamado exposición y tracción del canino. Este consiste en efectuar una pequeña incisión en las encías para acceder al diente retenido y colocar un dispositivo que permita ejercer presión para guiar su erupción hacia su posición correcta. Posteriormente, se complementará el tratamiento con ortodoncia para lograr el alineamiento y la correcta oclusión dental.

Almudena Herraiz

Especialista en ortodoncia invisible

Más artículos